SOBRE NOSOTROS

Hablar de la historia de Amplifoto y la de sus socios fundadores es como hablar de la historia de la fotografía y de la evolución de la misma en los Laboratorios Fotográficos.

 

ESTA ES NUESTRA HISTORIA

 

Amplifoto se fundó en 1986 por Víctor Matarranz Martínez y Raúl Gil Gómez dos Fotógrafos Técnicos de laboratorio con una larga experiencia y un gran prestigio a nivel nacional en el sector fotográfico profesional, en sus inicios en la fotografía trabajaron el revelado de película y posterior positivado en BN de manera artesanal que era como se hacía en la época de su juventud, para hacer los químicos se partía de la mezcla de sus componentes que se pesaban y mezclaban de manera manual, dominan el retoque de negativo y de fotos en papel que en aquellos tiempo se hacía con pincel y lápiz como verdaderos artistas y fotografiaban con cámaras de múltiples formatos 6x9cm, 4x6cm, 35mm  y como no cámaras técnicas de 9x12cm o 10,2x12,7cm.

 

Fue en estos años cuando se vivió en España la llegada de la fotografía en color siendo de los primeros profesionales en dominar esta laboriosa técnica, mientras que en el positivado de BN había que dominar tiempo de exposición, diafragma y revelado, en el color a todo esto había que sumarle el dominio del filtraje de color con los sustractivos Amarillo Magenta y Cian que se mezclaban con filtros de cristal o acetato con una escala de distintas graduaciones para así conseguir la mezcla adecuada, se colocaban manualmente entre la luz de la ampliadora y el negativo para compensar los colores del mismo hasta obtener el resultado deseado, de aquí viene el termino filtrar una foto, en poco tiempo las ampliadoras de color incorporaros los filtros en una ruleta para que fuera mucho más cómodo aplicarlos.

 

El control de todas estas técnicas les hicieron pertenecer a uno de los laboratorios más grandes que han existido en España llegando a ser directores de la Sección Manual que trabajaba para profesionales y agencias de toda España.

 

Sucedió así, como después de muchos años trabajando para otros decidieron crear su propio laboratorio, especializados en el Laboratorio Manual que cubría el revelado de película, reproducciones con cámara técnica, el montaje de fotografías en soportes rígidos y sobre todo en la ampliación de fotografías en Ampliadora Manual, en diferentes papeles y a cualquier tamaño por grande que fuera, técnica que en esa época muy pocos profesionales eran capaces de dominar.

 

Fue así siendo especialistas en la ampliación de fotografías en cualquier formato y en ampliadoras manuales como la sociedad Gil Gómez Matarranz García S.R.C. toma como nombre comercial AMPLIFOTO R.V. En su primer logotipo dibujado a mano del año 1986 se fundían las letras AF y en su publicidad se podía leer Amplifoto R.V. Laboratorio Fotográfico Color Profesional Manual, durante los muchos años que duró la fotografía analógica Amplifoto fue ganándose una excelente reputación, trabajando con fotógrafos de toda España y consolidándose como uno de los laboratorios Profesionales de mayor prestigio y seriedad, por su buen hacer en los trabajos y su servicio excepcional.

 

En nuestros primeros años, empezó nuestra apuesta por el papel Kodak que en aquellos años irrumpía con una calidad inmejorable y con enorme fuerza en el mercado intentando desbancar al todo poderoso Agfa Gevaert, el cual llego a presionarnos para que no cambiáramos de marca, pero fiel a nuestra continua búsqueda de la excelencia apostamos por el Gigante Americano lo que nos hizo destacar de nuestra competencia e ir aumentando nuestro prestigio y como laboratorio de referencia marcamos el camino para otros y en no mucho tiempo la gran mayoría de los Laboratorios de España siguieron nuestros pasos y la mítica Kodak se convirtió en el papel más usado en España.

 

A finales de los 90 irrumpe con fuerza en el sector fotográfico profesional la fotografía digital y no solo había llegado para quedarse sino que en mucho menos de lo que todos pensaban desbancaría a la analógica, pero durante unos cuantos años convivieron fundiéndose ambas técnicas, Amplifoto con su filosofía de ser siempre un referente enseguida apostó por las primeras tecnologías digitales que aparecieron en el campo profesional y adquirió la que sería su primera máquina digital, una filmadora que impresionaba en película de negativo o diapositiva las imágenes digitales. La filmadora de Kodak Rinho era sin duda la que mejor calidad ofrecía en aquellos años pudiendo hacer negativos y diapositivas de placa desde 10,2cmx12,7cm y hasta 20cmx25cm tamaño, que nos permitía hacer posteriormente en la ampliadora fotografías de gran formato, que en muchas ocasiones se utilizaban como decorados de cine o televisión.

 

En esos años se adquirió también el famoso escáner de tambor virtual de Hasselblad Imacon que permitía escanear cualquier formato de película del mercado con una resolución, definición y calidad cromática que nunca ningún otro escáner ha sido capaz de igualar, actualmente todavía presta sus servicios en Amplifoto para el escaneo de la película de nuestros clientes más románticos, pero entonces fue una herramienta muy utilizada e imprescindible, pues aún la mayoría de los fotógrafos profesionales usaban película y permitía digitalizarla para su posterior edición digital, un campo en el que Amplifoto creció rápidamente desde la edición digital de fotografía para discográficas, maquetación y montaje fotográfico para el sector industrial y como no el hoy imprescindible retoque fotográfico de moda.

 

Fue sin duda una gran época con multitud de innovaciones que revolucionaron la fotografía y que el equipo profesional de Amplifoto siempre curioso e innovador afrontó con grandísimos resultados aportando su gran experiencia en la fotografía analógica del conocimiento de la luz y el color e incorporándolo a las nuevas técnicas que aparecieron, empezando a especializarse en programas de edición de imagen, pero enseguida una herramienta empezó a destacar de las demás y desde la versión de Adobe Photoshop 2.5 empezo nuestra larga relación con el que hoy en día es el software universal de la fotografía.

 

De esta manera, cuando la fotografía digital se imponía a la analógica fue como nació la SL que somos hoy en día y nos convertimos en Amplifoto Digital S.L. el nuevo logotipo mantenía el color rojo pero en este se puede leer Amplifoto Digital S.L. sobre una nube azul y debajo de este en su publicidad se podía leer Laboratorio Fotográfico.

 

Nuevamente una gran marca fotográfica Fujiflim dando un gran salto en la calidad del papel irrumpe fuertemente en el mercado profesional y desbancaría definitivamente para siempre a sus competidores Kodak y Agfa Gevaert y como no nuestro equipo técnico de Amplifoto apuesta fuertemente por la calidad de sus productos, nunca un papel fotográfico había aportado al mismo tiempo un blanco tan puro y un negro tan intenso, que consigue un transición de altas a bajas luces inmejorable y un contraste y definición exquisitos el FUJI Chrystal Archive type DPII es desde entonces uno de nuestros mejores baluartes y como no nace así nuestra larga relación con Fujiflim, nuestro buen hacer a lo largo de todos estos años y nuestra continua apuesta por la calidad hacen que nuestro laboratorio fotográfico sea uno de los pocos del mercado que posee el certificado de calidad FUJIFILM Origital Photopaper, que acredita que tras pasar los pertinentes test de calidad, nuestro sistema de producción de fotografías cumple los estándares de calidad que Fujiflim garantiza óptimos para la producción de fotográfica de la máxima calidad, actualmente en España somos solo 12 los laboratorios que hemos conseguido dicho certificado

 

https://www.fujifilm.eu/es/noticias/article/fujifilm-otorga-la-certificacion-de-calidad-a-los-doce-primeros-laboratorios-fotograficos-tras-lanza

https://www.originalphotopaper.com/es/

 

Amplifoto era un laboratorio moderno e innovador que fue adquiriendo la mejor tecnología fotográfica de la época, desde hacía muchos años apostábamos por la multinacional transalpina Durst siempre puntera en la fotografía y nuevamente no nos equivocamos y enseguida pasamos de la Durst Epsilon Plus con muy buena calidad para las máquinas de la época pero con limitaciones de producción y adquirimos la que se convertiría en la más avanzada máquina de fotografía digital profesional de toda la historia, la máquina Durst Theta 50 heredera de la conocida Durst Lambda, pero con una productividad muy superior, doble entrada de bobina de papel y con la procesadora unida, una resolución insuperable de 400dpi y una representación cromática hasta ahora inmejorable, gracias entre otras cosas, a su sistema de Láser sólido, su software de perfil de color y por una transición de bajas a altas luces que hasta el día de hoy ningún sistema ha superado, pues el sistema de impresión de luz continua que parte de sus tres Láser Rojo, Verde, Azul y se mezclan y su prisma cristal que suspendido en el aire gira a 32.000 vueltas por minuto impresiona el papel y hacen que la foto sea perfecta.

 

En estos primeros años del siglo XXI aparece el Álbum Digital hoy en día un artículo tan estandarizado y que en su día fuimos de los primeros laboratorios es trabajar, siempre mimando la impresión de los pliegos para que la reproducción cromática, la nitidez y la calidad de los mismos sea insuperable y como no apostando desde el principio por una encuadernación artesanal que mima los materiales, los detalles y ventanas de las tapas y los complementos como solo lo hace un artesano.

 

La primera década del nuevo siglo trae a la fotografía multitud de técnicas de impresión que van ocupando su espacio en el sector fotográfico profesional. Los plotter de tinta pigmentada han mejorado notablemente en pocos años hasta conseguir resultados realmente buenos que dan lugar a la incorporación en la fotografía del conocido Fine Art, la fotografía artística y la reproducción de obra de arte se ha convertido en una de nuestras especialidades, desde la adquisición de nuestros primeros plotter apostamos fuertemente por la prestigiosa marca de papel Hahnemühle una de las más deseadas por Artistas de todo el mundo.

 

La Impresión Digital en seco en papel SRA3 o conocido también como Imprenta Digital aporta la fotografía multitud de productos personalizables, que enseguida se incorporan en sectores como la foto escuela o el reportaje social, marcapáginas, recordatorios, calendarios, christmas, imanes… hoy en día son productos muy usados por los fotógrafos en sus ofertas.

 

El sector industrial también crece enormemente e incorporamos multitud de productos lonas, vinilo, roll-up, backlight son productos que se han convertido en estándares y que en Amplifoto llevamos trabajando más de una década.

 

Una de las últimas incorporaciones de Amplifoto es nuestra Impresora Led UV, gracias a la evolución de este tipo de maquinaria se consigue una reproducción de color excepcional, con una gama cromática que cubre prácticamente la totalidad del Adobe RGB y una nitidez exquisita, con lo que conseguimos una calidad fotográfica excelente y sobre todo la posibilidad de imprimir casi en cualquier material que imaginemos desde los conocidos Foam, Forex, Dibond, Metacrilato, Canvas, Lona o Vinilo pero también nos permite conseguir una creatividad sin límites, podemos imprimir en materiales de hasta 23cm de grosor con multitud de posibilidades desde muebles para decoradores, impresión en aluminio, en plata, rosa, oro o cobre, impresión creativa en madera o materiales con textura de arena. Nuestra máquina nos permite imprimir barniz brillo o mate con todo tipo de reservas o selecciones y podemos crear volumen pues podemos dar multitud de pasadas y crear unas partes brillantes y otras no, unas zonas con volumen y otras planas convirtiendo así en una herramienta de creación ilimitada.

 

En 2017 decidimos dar el salto al comercio Online y ofrecer todos nuestros productos a profesionales, fotógrafos y artistas de cualquier lugar con la posibilidad de tener en pocos días sus cuadros o fotos en su casa cómodamente y es entonces cuando decidimos dar una vuelta de tuerca a nuestro logotipo y volviendo a nuestros orígenes  se puede leer de nuevo AF poro esta vez tenemos un cuadro romboidal formado por otros cuatro cuadros de la misma forma, en el de la izquierda está la A, en la derecha la F, en la parte superior se observa una cámara con su diafragma y en la inferior de puede leer desde 1986 todo ello en color granate, es un auténtico homenaje a la historia de Amplifoto y a nuestra esencia, la fotografía.

 

Ahora en el 2020 y tras casi un año de trabajo estrenamos nuestra nueva web, un proyecto que hemos creado con la ilusión de nuestros inicios en 1986, con la experiencia de nuestros 34 años de historia en nuestra búsqueda continua de la excelencia y el buen hacer en nuestros trabajos y siempre fieles a nuestro lema.

 

Amplifoto servicio y calidad

 

 

© Amplifoto Digital, S.L. 2020. Todos los derechos reservados.

Aviso legal | Política de cookies | Diseño y programación: openclick